Vaporera y pan

vaporera-pan-2Cómo mantener la frescura del pan es una cuestión que, quizá, todo el mundo se habrá planteado al menos una vez.

Dicen que un pan realmente bueno se conserva bien por varios días e incluso se intensifica su sabor con el tiempo. Pero no siempre tenemos un “super-pan”. Por eso, tenemos que pensar mejor la manera de conservarlo para no tener al día siguiente unos trozos secos y duros, que todos masticamos con un poco de tristeza.

Lo que hacemos normalmente es cortarlo en trozos pequeños y congelarlos lo antes posible porque, de esta manera, se mantiene mejor su jugosidad y sabor. Aunque esté congelado, es mejor consumirlo sin dejar pasar demasiados días,  pero al menos en el estado de congelación la calidad de almidón no se deteriora tan rápidamente y así el pan “nos espera” un poco.

Para descongelarlo, tenemos básicamente dos opciones:

  • Opción 1: tostar de nuevo en el horno.
  • Opción 2: calentar en la vaporera.

Las dos opciones son buenas, pero lo que me parece realmente interesante es la gran diferencia que hay entre una opción y la otra en cuanto a su resultado.

La primera, como todos sabemos, nos deja el pan crujiente por fuera y tierno por dentro.

En la segunda opción, el pan calentado en vaporera recupera la elasticidad original que tiene el pan recién hecho. No queda crujiente su superficie, pero destaca por la jugosidad y frescura de la miga sin que ésta contenga humedad innecesaria.

En la vaporera, podemos recalentar otras cosas como muffins, cupcakes, etc., que en microondas quedarían secos y duros.

Si tenéis vaporera en casa y todavía no lo habéis probado un pan recalentado al vapor, os animaría a que lo hicierais.

Sólo tenemos que poner papel de horno o una tela de algodón limpia en el interior de la vaporera y encima trozos de pan, y calentarlo a fuego fuerte.

Si son rebanadas delgadas, se descongelan en seguida, dos minutos o así. Si son trozos de unos 5 cm de grosor, a lo mejor tardaría entre 5 y 8 minutos. Si son muffins grandes, tendremos que esperar un poco más.

vaporera-pan-1La cuestión es ir pinchando con un palillo largo para saber si el pan está descongelado hasta el interior. Pero ¡cuidado!, no os queméis al abrir la tapa y pinchar el pan porque el vapor está muy caliente.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s